Todas las personas, sin distinción de su tipo de naturaleza, tienen los mismos derechos y tienen derecho a recibir todo el mismo respeto.

Aunque se tratan de tomar muchas medidas, aun las mujeres siguen siendo el blanco por ser de las poblaciones más vulnerables en cuanto a desigualdad de género se refiere.

Hace unos años atrás, la mujer que tan solo se atrevía a expresar que debía tener los mismos derechos que los hombres y que podía ocupar algún puesto o cargo similar a ellos, podría haber terminado muerta, presa o castigada de alguna cruel manera; incluso desterrada de su comunidad.

Este ha sido un gran logro en la historia de las mujeres; quienes actualmente tienen derechos de igualdad frente al hombre y, además; puede sin miedo alguno decidir a donde le gustaría trabajar, estudiar, viajar y con quien quisiera formar su hogar.

Gracias a esa convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación de 1979, todas las naciones están obligadas a garantizar los derechos de todas las mujeres del planeta en el área civil, política, económica y social respetando su igualdad de género.

La lucha continúa, porque aún en algunos lugares del mundo existen mujeres oprimidas, que son maltratadas de diversas formas, que no se les respetan ni sus derechos más básicos; y es por ella que se debe seguir impulsando y no dejar de buscar apoyo internacional.

Un tema muy relacionad con la desigualdad de género es el tipo de acoso que suele ocurrir en diferentes sitios laborales o académicos. Uno de estos acosos se le denomina bullying y a otro de ellos se le llama violencia de género . Lee más sobre ello, en este enlace.

Leave a Reply