El bullying es el acoso que sufren los niños a través de daños físicos o psicológicos; estos son realizados por otro u otros niños: totalmente intencional y usual en la institución educativa. Suele ser un niño intimidante; que en algún momento de su vida también fue o está siendo abusado de algún modo, por alguien más. Por lo que termina desquitando su ira, tristeza, dolor y frustración con otro al que ve vulnerable.

¿De dónde surge?

El bullying, pueden ser conductas aprendidas, individuos que en sus casas no han recibido valores éticos y morales, desconocen el respeto por el otro y reciben este tipo de trato de sus cuidados o padres. En razón de ello, terminan reflejando esas conductas con otros niños.

¿Cómo se siente quien es acosado?

Se siente solo, indefenso; por lo general son tímidos y fácilmente coaccionados, o que aterrado por las amenazas que recibe del acosador prefiere mantenerse en silencio. Puede suceder que en su casa exista poca o nada de comunicación, o no tienen la confianza de sus padres para exponer lo que pasa. Otras veces existen padres que han considerado que no son cosas de importancia y que está bien para que aprenda a defenderse.

Sin saber que en el fondo el niño sufre, llegando en el peor de los casos a convertirse en algo que ya el joven no puede soportar mas y busque incluso quitarse la vida.

¿Qué hacer como sociedad?

A nivel mundial han existido casos de bullying, que han conmocionado a la opinión pública, dejando mucho que pensar en esta materia, evidenciando que se hace cada vez más necesario que los legisladores volteen a mirar y empezar a exigir como sociedad que se tomen medidas contundentes desde lo legislativo y desde el hogar, porque son muchos aguantando en silencio.

Leave a Reply