Estereotipar es categorizar algo o a alguien, haciendo prejuicios o autoconceptos superficiales, según la creencia o cultura de cada quien. Los estereotipos sociales se cimientan en ideas preconcebidas, que por lo general solo son suposiciones sin ningún tipo de soporte real, según vaya pasando el tiempo pueden ir cambiando.

Surgimiento de los estereotipos sociales

En 1922, el escritor y periodista Walter Lippman utiliza el termino para explicar cómo las personas primero forman una imagen predeterminada, según los lineamientos de la sociedad y luego es que se detienen a mirar según lo ya preconcebido.

Influencia

La publicidad, en sus diversas formas ayuda a la formación de estereotipos sociales; siempre el marketing ha buscado vender que todo debe ser perfecto, sin errores. Hasta hace poco era imposible ver una mujer modelo que tuviera un poco más de contextura o con algunos kilos de más…

Estereotipos más usuales

  • De género: las mujeres a lo largo de la historia han sido menospreciadas y vetadas por algunas culturas.
  • Raciales. Basados la diferencia en el color de piel entre individuos.
  • Religiosos: Todos los que tienen que ver con la religión de cada individuo.
  • Políticos: Son las creencias o ideas políticas preconcebidas que la gente desea seguir según lo contemplado por el político o grupo político al que pertenezca.
  • De clase: se toma en cuenta el poder adquisitivo de la persona, donde vive, lo que tiene puesto, entre otros.
  • De país: centrado en la capacidad que tiene un inmigrante de desarrollarse en un país que no es el suyo.
  • Sexuales: solo se evidencia intolerancia en la sociedad, que no acepta relaciones del mismo sexo.
  • Físicos: las personas son juzgadas por su peso y estructura física.

Una temática muy relacionada con esta, es la de la imagen de la sociedad. Puedes leer sobre esto, en este otro enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *